YIN-YANG: 5 APLICACIONES DEL CONCEPTO

El Yin-Yang está muy arraigado en Oriente. Se refiere a la dualidad, a la relación entre los opuestos. No hay valores absolutos, sino que siempre están relacionados entre sí y en equilibrio. Es base de casi toda la filosofía, la medicina y, por supuesto, las artes marciales. Y tiene múltiples aplicaciones en este último campo:

1. Contracción-Expansión
El cuerpo es dúctil. Cuando un aparte se contrae, otra se expande, y viceversa. Y además, en en movimiento, a la contracción le sucede la expansión, y así siempre. Si analizas cualquier secuencia técnica, se pasa de contracción a expansión, de nuevo a contracción y otra vez a expansión. Es decir: yin, yang, yin, yang…

2. Tensión-Relajación
Lo mismo sucede con la tensión y la relajación. Tras la tensión (mucha o poca) del impacto es necesaria la relajación para continuar el movimiento. Pero, además ¿os suenan los músculos agonista y antagonista? Cuando un músculo realiza una acción y se tensa, siempre hay otro que se relaja para permitir el movimiento. Yin-yang ¿no?

3. Dureza-SuavidadUna de las dualidades más polémicas de las artes marciales. Porque prácticamente todos los sistemas hablan de equilibrio entre ellas, pero ¿dónde está el equilibrio? Un todo caso, siempre hay algo de dureza en la suavidad o algo de suavidad en la dureza. Un aikidoka desde la suavidad, puede ser muy duro. Y un luchador de Muay Thai es duro, pero emplea la suavidad de las esquivas, por ejemplo.

4. Defensa-Ataque
¿Qué es un combate sino una sucesión de acciones ofensivas y defensivas? Un mismo combatiente pasa constantemente de la defensa al ataque y del ataque a la defensa. Una misma técnica puede ejecutarse de modo ofensivo o defensivo. Sin duda en la dualidad defensa-ataque hay yin en el yang y yang en el yin ¿no te parece?

5. Externo-Interno
En artes marciales se suele hablar de estos dos términos: externo e interno. Normalmente lo externo se refiere a lo físico, y lo interno a lo mental y espiritual. Pero esta división no encaja en la concepción oriental del mundo y de la persona. Según esta, somo uno solo, y la mente y el cuerpo están directamente relacionados. Por ejemplo, la técnica sin concentración es inútil. Pero la meditación, Sin una función, también. la unión entre lo interno y lo externo es la clave.

Puedes visitar el artículo original pinchando aquí.

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.