Siete cualidades del auténtico maestro

Por Juan Antonio García (Kidokan)

Todo el mundo requiere de un maestro para aprender. Y hay muchas personas que enseñan artes marciales, pero ¿todos son buenos maestros? En este artículo presentamos siete características que consideramos que debe tener un buen maestro de artes marciales.

1. Las críticas a otros son constructivas y con respeto. Por encima ser de artistas marciales, todos somos personas, y todos tenemos defectos. Además, autoafirmarse a través de la crítica a los demás denota cierta inseguridad en nosotros mismos. Y si un maestro no tiene seguridad en si mismo y en su sistema…

2. No enseña tucos, sino la manera correcta de hacer las cosas. Nadie dijo que fuera fácil. Un buen maestro no tata de esconder los errores de sus alumnos, o de disimularlos. Hace lo posible por corregirlos. El aprendizaje es auténtico, no una serie de atajos para llegar a la meta.

3. Un buen maestro tiene alumnos no clientes. Entonces ¿enseña gratis? Pues no necesariamente. Pero lo más importante entre maestro y alumno ha de ser el propio alumno, no el pago de una cuota. El maestro debería mirar por en interés de sus discípulos, aún en contra del de su negocio.

4. Sabe que cada alumno es diferente. No hay fórmulas que sirvan para todo el mundo. Cada persona es diferente, y cada artista marcial… también. No podemos pretender que todos los alumnos sean iguales.

5. Es cercano, pero inspira respeto. ¡Qué difícil!Pero puede encontrarse el equilibrio entre el padre autoritario, que tiene que imponer normas por el bien de su hijo, y el amigo que siempre está ahí para apoyarte y que está siempre de tu lado.

6. Enseña con el ejemplo. Un maestro enseña las técnicas mostrándolas, haciendo de modelo. De la misma manera, si quiere enseñar a sus alumnos ciertas pautas de comportamiento, ha de hacerlo con el ejemplo. Y eso no puede fingirse. Para enseñar a alguien a ser buena persona… hay que ser buena persona.

7. Le gusta enseñar y practicar. Hay una palabra que resume este séptimo rasgo y que es clave en todo proceso de enseñanza, y especialmente en las artes marciales: vocación.

Leer más en blog kidokan

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.