Retorno a la Esencia. Maestro Amadeo A. Valladares

Y todo este bagaje, ¿cómo ha influido su familia?
La familia es el centro del desarrollo y formación personal y social, por ello, ninguna actividad o decisión de la persona puede estar desvinculada de su formación familiar. Nací y fui criado en una familia entrañable, de virtudes acendradas y claras, unida, donde me enseñaron la importancia de vivir con honestidad; mis ocho hermanos y los restan- tes miembros de mi familia nuclear (hasta catorce personas y un perro) me vacunaron contra el egoísmo. Parafraseando y adaptando el viejo y sabio refrán, “lo que en la cuna se mama, en la mortaja se derrama”, podemos interpretar igual en la vida.

Muy interesante. A nuestros lectores les interesará saber también qué ha cambiado en estos cincuenta años a nivel técnico y como maestro.
La renovación permanente es la vitalidad de las cosas. La renovación, que no es exclusión, sino vivificación, y el perfeccionamiento constante hacen al hombre verdadero. Así, con el tiempo, la técnica y los principios que rigen la vida y el BUDO son más definidos, más claros, más determinantes, más uno. La unión con la vía se va haciendo una deseada realidad. La lucha es permanente, y la propia vía con sus etapas se convierte en la meta. En la vida elegimos nuestro camino, pero la perfección en lo humano no existe, y la humildad se convierte en hito irrefutable.

Volviendo al tema de la denominación de su arte marcial, y por la controversia que siempre ha generado en occidente el uso adecuado de estos conceptos podría explicarnos, ¿Cuál es la diferencia entre JU JUTSU y AIKI JUJUTSU?. Y si se puede considerar al TORITE dentro del segundo y por qué.
En el mundo de las AA.MM. japonesas tradicionales, el nombre dado a cada disciplina de combate sin armas hacía referencia a características diferenciadoras, a matices y orígenes distintos. Hoy día, estas diferencias y características no son claramente entendidas; los matices se han perdido en el tiempo. Cuando se hablaba antiguamente de JUJUTSU, se hacía referencia a una técnica elemental, la que normalmente tenían acceso las clases bajas del SAMURAI y hasta otras clases socia- les. El TORITE hay quien lo relaciona con un antiguo sistema de JU JUTSU, pero, como ya se dijo, el nombre se tomó para denominar al combate sin armas practicado en BUTOKU DOJO, no tanto por su esencia mar- cial y origen específico, como por rescatar un nombre poco conocido en la actualidad, y que no fuera inventado por nosotros. Por ello, podemos decir que “nuestro” TORITE se parece más al AIKI JUJUTSU porque BUTOKU DOJO ha buscado siempre la esencia de la técnica más elevada, y por su influencia directa e innegable de la DAITO RYU AIKI JUJUTSU del maestro SUDO, un, por cierto, extraordinario maestro.

Leer articulo completo en El Budoka

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.