Ocho recomendaciones para empezar en Artes Marciales

Por Juan Antonio García Ruiz
www.karatekidokan.com

1. Piensa que quieres hacer antes de elegir la escuela

Ten claro lo que buscas. No es lo mismo Tai Chi que Kickboxing ¿verdad? Piensa qué es lo que quieres obtener de las artes marciales y selecciona los sistemas que se ajusten mejor a tus intereses.

2. Que la escuela esté cerca es bueno, pero puedes desplazarte

Es muy cómodo que la escuela que elijamos esté cerca de casa. Tenlo en cuenta, pero hay otros factores importantes a tener en cuenta. ¿Compras toda tu ropa en las tiendas de tu barrio o vas a otras tiendas que te ofreces algo distinto? Pues si en tu barrio tienes enseñanza de calidad, perfecto. Y si no, tendrás que ir un poco más lejos. Tú te mereces lo mejor, no lo olvides.

3. No siempre lo más caro es lo mejor

Muchas veces creemos que el precio y la calidad van de la mano, pero no siempre es así. Hay grandes maestros que no cobran cantidades desorbitadas por las clases y, al contrario, maestros que quieren hacerse de oro y piden mucho dinero por una enseñanza mediocre.

4. No te guíes solo por los títulos y grados

Cuando uno llega a una escuela y ve la pared llena de diplomas puede pensar que es síntoma de que el maestro es muy bueno. Pues depende. En esto lo importante no es la cantidad, sino la calidad. Hay diplomas muy importantes y diplomas que no tienen ningún valor. Si cuando pregunto me hablan de diplomas en vez de hablarme del sistema y de lo que se va a hacer en clase, yo personalmente desconfío.

5. Prueba alguna clase

Y si no puedo fiarme de los diplomas ni del precio… ¿qué hago? Pues prueba. Seguramente no habrá ningún problema en probar y ver de primera mano coómo son las clases y cómo es el maestro. Si te convence, adelante. Y si no… tendrás que seguir buscando. Estás iniciando un camino que, con suerte, será para toda la vida. Elige bien.

6. La forma de estar en clase es importante

Hay maestros que en enseñan en un ambiente distendido, cercano y que fomenta la relación. Otros en cambio prefieren un clima más serio, que no distraiga de la práctica. Es necesario que te sientas cómodo en clase, con los compañeros y con el maestro. Por cierto, no te dejes impresionar solo por lo bueno que sea practicando, sino por lo bueno que sea enseñando.

7. Ten mucha paciencia

Los comienzos nunca son fáciles, así que al principio te sentirás perdido. Querrás aprenderlo todo rápidamente y te darás cuenta de que el proceso es lento. No te preocupes, es normal. Si e verdad quieres aprender artes marciales, tendrás que tener paciencia.

8. Si no es lo que quieres, sigue buscando

Si después de todo esto vas descubriendo que no es esto lo que querías hacer, háblalo con tu maestro. Tal vez él te indique el camino a seguir para llegar a donde quieres o tal vez este camino sea seguir buscando. Voy a permitirme darte una primera lección de artes marciales ¡NO TE RINDAS!

Leer más en Blog Kidokan

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.