Kyudo un cuerpo consciente

Por Javier Parrilla Romero

En la nueva época que se inaugura del arco sin utilidad para la guerra, hay un personaje en el kyudo que también ilustra muy bien esta unión firme, resistente a los cam- biantes flujos históricos, entre la práctica destinada al do- minio de un arma, el arco, y el pensamiento zen. Se trata de Awa Kenzo, famoso en Occidente por haber sido el maestro de Eugen Herrigel, autor de un libro, El zen en tiro con arco japonés, que desde su primera publicación el año 1948 despertó en Europa el interés por lo que en- tonces todavía era una desconocida disciplina. Awa Kenzo nació cerca de Sendai en 1880, en un momento en que Japón se encaminaba a la modernización según un mo- delo occidental perseguido ansiosamente por los dirigen- tes del país. Este clima no impidió, sin embargo, que Awa Kenzo se formara en la tradición del arco y perseverara en su ejercicio hasta lograr la maestría para impartir en- señanzas en un dojo propio, al que acudía tal era el desinterés en que éste y otros artes de guerra tradicionales habían caído entre la población– a veces solo. Para Kenzo, el kyudo era un forma de perfeccionamiento del espíritu. El objetivo que planteaba a sus alumnos era el entrena- miento del cuerpo y de la mente, y no el de dar en el blanco, porque eso llegaría a conseguirse persiguiendo lo primero: “la manera de abrir el arco revela tu carácter…

Utilizar el arco y la flecha como medios para dar en la diana no es lo importante Lo que has de hacer es dar en el centro de ti mismo”.

Leer más El Budoka 2.0

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.