Judo. La gesta de una leyenda…

Por Montse Coque

Olimpiada de Barcelona, final de Judo en categoría de -56 Kg. Miriam Blasco y Nicola Fairbrother se disponen para salir al tatami del Palau Blaugrana para la disputa; la etiqueta del saludo ceremonial daba paso al comienzo del combate. Primeros minutos y una sucesión de ataques infructuosos por parte de ambas judokas. Cruzaban el meridiano de la pugna cuando al borde del tatami Miriam contraba hábilmente un ataque de Nicola y subía un yuko al marcador imposible de remontar por mucha insistencia que mostraba la británica, a lo largo del tiempo restante, de esta cruzada épica que mantenían ambas por la presea olímpica, también Miriam incluso aprovechaba algún que otro hueco para atacar y asegurar el marcador cuando Fairbrother se despistaba y abría brecha, tras cuatros minutos de rigor, por fin se daba el final de la lucha y aquel viernes 31 de Julio de 1992, la vallisoletana Miriam Blasco, culminaba con el sueño de cualquier deportista: ORO OLIMPICO, el primero para España en un deporte individual y venía de la mano del JUDO. La hazaña estaba ya hecha, las líneas en el libro de gloria del deporte español se acababan de escribir. Más tarde se han escrito otras pero esta primera y el cúmulo de circunstancias que tuvieron lugar hacen que sea una de las más difíciles y únicas en la historia del deporte español.

La forja del sueño comenzaba allá por el 88 cuando SERGIO CARDELL daba habida cuenta de una joven vallisoletana que, por vez primera, se proclamaba campeona de España en categoría sénior, tras lograr innumerables veces al bronce; pero ese año se hacía con el título y algo debió ver el alicantino que confió en Miriam Blasco para este proyecto e incorporó a uno de los mejores psicólogos deportivos del actual panorama deportivo nacional: Josean Arruza. Así, con este equipo entusiasta, constancia y un innovador trabajo especializado en el 91 se lograba nada menos que el título de campeona del Mundo y de Europa, todo indicaba que éste era el camino a seguir y a falta de un mes para la Olimpiada, el mentor de este sueño, SERGIO CARDELL, fallece en un accidente de moto. La deportista atraviesa momentos durísimos pero permanece inquebrantable, quizás esta desgracia servía como un motivo más en la voluntad férrea de Miriam para cumplir el sueño, acrecentarse frente a la dificultad y decide continuar con los entrenamientos para llegar de la mejor manera a la olimpiada, lo siguiente ya se ha visto, escrito y contado, ni en el mejor de los guiones con esta realidad que supera muchas ficciones.

Llegaba la preciada medalla y la hazaña se consumaba, Miriam abrió la puerta mas difícil, que es siempre la primera, y la dejó entreabierta para todos lo que llegaron después, Ernesto, Yolanda, Almudena, Isabel, y no sólo eso, el patrón de trabajo marcado por este equipo de tres formado por Josean Arruza, Sergio Cardell y Miriam Blasco continua como modelo base y hoy día sigue utilizándose pese a la evolución que ha habido en todos los campos en estas casi dos décadas; el modelo continúa en vigor y se puede decir que el Judo español le debe una y muy grande a Sergio… (artículo entero en la revista).

« Volver atrás

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.