¿Cómo entender el arte ? INCONSCIENTE

Por Alfonso Acosta

wt-cartagena@hotmail.com

Aunque el Wing Tsun es un sistema de Defensa Personal que lleva implantado muchos años, todavía existe un gran desconocimiento sobre las peculiaridades que atesora. Muchas veces tengo la sensación y cierto grado de desánimo al comprobar que aunque hemos puesto mucho empeño en explicar sus bases y sus fun- damentos, aún no se alcanza a entenderlos bien.

Muchos practicantes, maestros de artes marciales actuales, se afanan en buscar la “piedra filosofal” con la cual crear o mejorar sus propios estilos de Defensa Per- sonal. Es por ello que existe tanta diversidad de estilos, que a su vez son reminiscencias de otros y la lista se nos hace a veces interminable. En esta búsqueda cons tate por encontrar la respuesta en los meros movimien- tos físicos, muchos suelen caer en el error de mezclar conceptos, ideas, técnicas y movimientos indiscrimina- damente de uno y mil estilos, incluso de alguno, que sus principios se contradicen.

“Una situación de lucha real es constantemente cambiante y es necesario que tú seas capaz de pasar de una situación a otra de forma fluida en décimas de segundo…”

Como si mover las manos y las piernas de una determinada manera, fueran la clave para la solución de todos estos problemas. Me sorprende, porque viendo desde la distancia la evolución que van sufriendo algunos de ellos, con mayor o menor acierto, parecen querer acercarse a la idea del Wing Tsun. La única barrera para ellos insalvable desde el punto de vista estilístico, es cómo adquirir la FLUIDEZ y la capacidad de ADAPTACIÓN sin llegar a pare- cerse al Wing Tsun. Con una trayectoria y bagaje de más de 400 años de evolución, el Wing Tsun lo solventó con los ejercicios de Chi Sao (manos pegajosas), Inevitablemente, en esta búsqueda hacia la eficacia, algunos estilos pueden llegar a las mismas conclusiones estratégicas que el nues- tro, cayendo en el error de parecerse estéticamente a él.

Entonces surgiría la pregunta:

¿Para qué quiere un maestro crear un nuevo estilo que ya existe?

Una de las grandes preocupaciones que he tenido siempre, debido al gran número de personas que se dirigen a mí para pedirme consejo sobre este arte marcial, es explicarles de forma entendible en qué consiste. pio cuerpo e involuntariamente se potencian cuando más lo necesitamos. En los momentos de peligro, nadie es capaz de pensar ni razonar coherentemente, por lo tanto, aprender técnicas de un estilo e intentar recordarlas siete meses más tarde, no es que sea imposible, sino que la persona que lo haga debe tener unas condiciones mentales fuera de lo común. Es por esta razón que nosotros afirmamos que los estilos ba- sados en técnicas que se aprenden por repetición no terminan de funcionar.

Una situación de lucha real es constantemente cambiante y es necesario que tú seas capaz de pasar de una situación a otra de forma fluida en décimas de segundo. Cuando piensas, aunque tú no lo creas, tu mente se detiene y se bloquea, afectando a tu propia capacidad de repuesta.

Sigue leyendo en el BUDOKA 2.0

 

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.