Asayama Ichiden ryu Taijutsu

Por Pau-Ramon

El nivel Okuden de la escuela Asayama Ichiden ryû Taijutsu, que da la responsabilidad, la capacidad y el aval para enseñar en cursos y seminarios, certifica que el discípulo ha dejado atrás, con el absoluto éxito, los diferentes estadios previos. En el nivel Shôden, el primer estadio de la práctica de una escuela tradicional, el discípulo conoce la orientación técnica de la escuela que ha sido aceptado, tiene que acostumbrarse a las particularidades de dicha escuela.

Las artes marciales tradicionales tiene una naturaleza que no puede descifrar un neófito, los elementos necesarios para entenderlas sólo se obtienen con la práctica. El principiante tiene que acomodarse a las necesidades físicas, mentales y la disciplina de la escuela. En el inicio, el nuevo practicante de la escuela tiene que adquirir una cualidad indispensable “Junanshin”, “Flexibilidad del espíritu”, en otras palabras: la
capacidad de adaptarse espiritual y mentalmente a la práctica marcial.
Se tiene que iniciar el camino que lo llevará al conocimiento que le proponga la forma correcta de cómo desplazar el cuerpo coordinado con el movimiento técnico, la adecuada utilización de la fuerza corporal, que no es la potencia de los músculos sino todo el cuerpo unificado.

Leer más en el budoka 2.0

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.