Reflexiones filosóficas sobre la muerte de Bruce Lee

Por Toni Giménez

La muerte de Bruce Lee afectó a millones de personas y aún hoy en día, cuarenta años después de su muerte, sigue estando tan presente y “vivo” (o aún más) que en aquellos días, puesto que fue una persona avanzada a su época y ha sido más comprendida y valorada hoy en día que en aquellos momentos. Sus películas no son solamente patadas, puñetazos, mamporros y bofetadas, esconden una sabiduría que tan solo el tiempo ha sido capaz de desvelar. No moría tan solo un buen actor, nos dejaba la persona que estableció la revolución de las

artes marciales y que encontró en ellas su sentido de vida personal, fundamentando cada movimiento corporal en pos de darle la categoría de arte.

Todo tenía su porqué y su para qué. Era un coreógrafo del movimiento; un filósofo de la acción.

Su muerte era “necesaria” para poder leer entre líneas el tesoro que se escondía en ese inmenso caudal que rebosaba su espíritu luchador. El mundo necesitaba tiempo para poder asimilar el raudal de conocimiento que nos transmitió. No había trampa, no había falsedad, se mostró cómo era, a pesar de las dificultades y de las críticas. Su máxima expresión de valentía fue la de romper los moldes establecidos.

Esa fue, a mi entender, la gran lucha que ganó Bruce, sin necesidad de los manos ni de las piernas. Su muerte —entendida como desencarnación, o sea, de abandono del cuerpo— nos hizo herederos de su lucidez y sabiduría.

Toni Giménez Fajardo (Barcelona, 1959) es cantante y músico profesional, doctor en pedagogía, autodidacta por lo que hace a las artes marciales y un apasionado de la filosofía.

“El mundo necesitaba tiempo para poder asimilar el raudal de conocimiento que nos transmitió. No había trampa, no había falsedad, se mostró cómo era, a pesar de las dificultades y de las críticas”

Leer más en El Budokan 2.0

Si quieres buscar un gimnasio de Jeet Kune do artes marciales fundado por Bruce Lee. Pulsa este enlace

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.