JUDO por Vanesa Arenas en Judo Club Castalla

Por Montse Coque

Allá por el 2008 colgaba los “aperos” de la alta competición, tras más de quince años por los tatamis internacionales, con innumerables éxitos a sus espaldas. Dieciséis medallas en torneos de lo más granado del circuito internacional incluido un bronce del europeo de Belgrado. Pero no era una despedida definitiva, ni mucho menos, Vanesa Arenas concluía una etapa para comenzar otra para nada alejada del deporte al que ama, que ha sido y es ahora mismo dueño de su destino y así lo comunicaba: “el judo me ha aportado muchísimo y ahora corresponde dejar de competir para dedicarme a la enseñanza de este gran deporte y mostrar la magnífica herramienta educativa que es el Judo”.

¿Desde cuándo te dedicas a dar clases de judo?
Empecé muy jovencita, con diecisiete años ya estaba ayudando a mi maestro en Madrid, y poco a poco me independicé. En Alicante llevo DIEZ años dando clases.
Imparto Judo a casi 300 nenes en la escuela, en 10 delegaciones diferentes en la montaña alicantina. Este año sacamos un subcampeón en la Copa de España de Alicante y 20 medallas provinciales en categoría infantil, alevín y benjamín.
Estoy muy orgullosa de todos ellos y muy contenta porque es una pequeña familia, en los pueblos es diferente y la vinculación con los nenes y los padres es especial.
Este año tenemos el II TORNEO CIUDAD DE CASTALLA donde los árbitros son los mayores del club y los papas veteranos que a este ritmo acabaran sabiendo más JUDO que yo, ES UNA SATISFACCIÓN ENORME PARA MI PODER VIVIR TODO ESTO.

Y recomiendas el JUDO a los niños…
Creo que es un deporte muy completo a nivel físico, porque desarrolla la coordinación, mejora la agilidad y la elasticidad, y sobretodo, es un deporte en el que se necesitan compañeros, no es algo que lo puedas hacer tu solo, y eso es una de las partes más importantes del Judo, la sociabilización.

Y elegiste ser profesora…
Es una profesión sacrificada porque a corto plazo no tienes recompensa, no se gana mucho dinero y no vas a tener un reconocimiento, pero es una satisfacción personal muy grande el seguir la evolución de niños que llevan desde los cuatro años contigo, que han crecido a tu lado, que te quieren y te respetan, y todo eso con tu ayuda. Es lo que me gusta hacer, el Judo me encanta, he aprendido muchas cosas en quince años de competición, y me apetece que todo lo que he aprendido y todo lo que he vivido compartirlo con mis alumnos, porque es una experiencia que si continúan y llegan a vivirlo, les ayudará a ser mejores. Mis alumnos me ayudan a crecer… (artículo entero en la revista).

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.