Entrevista al maestro Ma Weihuan

Escuela Yang de Taichi Chuan. “El sabor tradicional del pasado”

Por Sebastián González
info@jing.es

Hay lugares y momentos en los que aún se pueden encontrar personas que te trasmiten el sabor del pasado o el recuerdo de aquellos momentos leídos en los libros.
En China, hoy en día aún se pueden encontrar esos lugares y el maestro Ma Weihuan es una de esas personas, un maestro de Taichi Chuan del estilo Yang y quinta generación directa desde su fundador. Nació en 1937 y fue un alumno directo del Maestro Yang Zheming (también conocido como Yang Shou Chung), el hijo mayor de Yang Chen Fu, de quien aprendió la espada recta, el sable, la forma larga y la forma poco conocida llamada del “puño largo”. Actualmente es presidente de honor de la Hong Kong Yang Tai Chi Chuan Association desde donde promueve la escuela Yang para continuar con la transmisión del conocimiento a las siguientes generaciones.

Maestro Ma Weihuan ¿Cuándo comenzó a aprender Taichi Chuan?
Comencé mi aprendizaje en el Taichi Chuan en la ciudad de Shanghái en 1957, el método que aprendí fue el estandarizado en China. Más tarde, en 1962, me trasladé a vivir a Hong Kong y en 1968 continué mi aprendizaje con el maestro Yang Shou Chun, el hijo mayor de Yang Chen Fu.

¿Cómo era la manera de aprendizaje en sus inicios?
En aquella época yo solía trabajar todo el día y aprendía con el maestro Yang por la noche, después de terminar mi jornada de trabajo. La manera tradicional era en clases individuales, entonces no era costumbre las clases en grupos como hoy en día.
La forma de enseñanza era muy disciplinada y rigurosa. Él te demostraba primero el movimiento para que lo repitieses y no estaba permitido preguntar hasta que no alcanzases un nivel suficiente para entender lo que estabas realizando.

¿Cuál era el programa de aprendizaje con el maestro Yang Shou Chung?
Lo primero que te enseñaba el maestro Yang eran los movimientos de la forma larga, sin demasiados matices. Una vez los recordabas y ejecutabas sin dificultad, entonces comenzaba a corregirte los movimientos y a explicarte sus aplicaciones.
Normalmente solía corregirte unas tres veces, él consideraba que este número de repeticiones era suficiente para aprender, pero si necesitabas más veces, entonces te dejaba practicar hasta que lo asimilabas.
Después de unos tres años aprendizaje, más o menos y dependiendo de la habilidad de cada persona, comenzaba a enseñarte aspectos más avanzados e internos del sistema, como aplicar “la correcta manera de generar fuerza a través de la cadera” y otros aspectos parecidos. A partir de entonces te enseñaba las armas, “gran enrollamiento” Dalu y otras técnicas avanzadas del Taichi Chuan.

¿Por qué es tan importante la relación de linaje o de familia en los círculos de Artes Marciales?
En relación al linaje en las Artes Marciales, primero de todo hay que aclarar que hoy en día hay dos niveles de aprendizaje: El primer nivel de aprendizaje ha surgido porque en los últimos años las Artes Marciales Chinas han sufrido un cambio notable, ya que no son tan necesarias como antes para la autodefensa, enfatizándose más el aspecto de salud y deportivo sin embargo, aún se han mantenido los entrenamientos más marciales con las armas como un aspecto cultural chino.
El otro nivel de aprendizaje, es debido a que las Artes Marciales aún están consideradas como una parte de la cultura tradicional China y para preservarlas, se enseña y desarrolla el espíritu marcial a través de la lucha aunque no sea tan necesaria, sino como una manera de preservar todos los aspectos culturales del sistema.
Volviendo a la pregunta, el linaje en las Artes Marciales es importante cuando éstas se aprenden de joven, ya que es cuando se tienen todas las cualidades físicas necesarias para asimilar correctamente las aplicaciones, pues a una edad más adulta es difícil desarrollarlas.
Es por esta razón que es importante buscar un buen linaje de jóvenes, un ejemplo de esto lo encontramos en Yang Shou Chung, que comenzó su aprendizaje en el Taichi Chuan a la edad de 8 años con su padre Yang Chen Fu, y a la edad de 14 años ya lo ayudaba en sus clases y era capaz de leer y entender los “clásicos del Taichi Chuan” (los textos donde están reunidas las teorías del Taichi Chuan)… (artículo entero en la revista).

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *