Artes Parciales/Partes Marciales

Combate, pelea, lucha…?

Por Jaume Rossell

El empresario, conferenciante y asesor gubernamental, Anthony Robbins, en su libro “Controle su Destino” habla sobre el poder de las metáforas, y sugiere hacer un sencillo ejercicio que consiste en elaborar una lista de diez metáforas de lo que para uno sea la vida. Curiosamente, al hacerlo un número determinado de personas, sale en más de un ochenta por ciento de las listas la palabra “Lucha”, es decir, la vida es una lucha. Y el ser humano tiene grabado que en una lucha se puede ganar o perder, casi nunca se considera el “combate nulo”. Por lo tanto, en algunos casos esta metáfora limitará al individuo a la hora de hacer proyectos o plantearse objetivos por el miedo a perder. En las Artes Marciales, al hacer combate, sparring, kumite, llámale como quieras, se debe estar preparado para aceptar la victoria y la derrota y si extrapolamos esto a la vida nos preparamos para aceptar el éxito y el fracaso. Evidentemente, no siempre se puede ganar, ya nacemos preparados para ganar, hay que estar preparados para cuando perdemos. Como decía Bruce Lee: “La derrota es un estado mental, algo meramente temporal. La derrota me dice que estoy haciendo algo mal; es un sendero que me conduce al éxito”.
Invito al lector a que reflexione sobre todo esto, y ahora vamos a centrarnos más en lo que es el combate físico, una pelea, una lucha, y no voy a hablar estrictamente de defensa personal, pues ya hice un artículo en dos partes en EL BUDOKA “físico” números 389-390, sino que voy a exponer unos puntos de vista generales y unas opiniones personales sobre eso, un enfrentamiento entre dos personas adultas, ya sea en el gimnasio, en una competición deportiva con menos o más reglas, o en la calle… (artículo entero en la revista).

« Volver atrás
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.